Honran sanmarqueños ideales de Emiliano Zapata


LORETO. Un campo agrícola, dos mazorcas de maíz recién cortadas y un rostro emanado de la Revolución Mexicana son elementos que forman parte de la Escuela Normal Rural General Matías Ramos Santos, ubicada en la comunidad San Marcos, en Loreto, Zacatecas.

Estos componentes se encuentran en el mural Tierra y Libertad, elaborado por estudiantes de esta institución educativa con motivo del centenario luctuoso de la muerte de Emiliano Zapata Salazar, el militar y líder revolucionario.

Esta pintura refrenda el pensamiento ideológico y espíritu de lucha social que ha caracterizado a la escuela normalista desde el 3 de septiembre de 1933, fecha en que inició actividades en la ex hacienda San Marcos, Loreto, lugar en el que actualmente reside.

Sus orígenes

Una línea de la historia de las escuelas normalistas en México remonta el origen de la Normal de San Marcos a San Juan del Río, Querétaro, lugar donde inició actividades en carácter experimental en 1926.

Posteriormente, para 1930 se mudó al municipio de Río Grande, Zacatecas, donde inició actividades bajo la dirección de Manuel Bautista Reyes, quien colocó un letrero a la entrada del inmueble de la institución, que decía: “Pueblo, entra, ésta es tu casa”.

El 3 de septiembre de 1933, la institución formadora de maestros volvió a cambiar de sede. Bajo la administración gubernamental de Matías Ramos Santos, esta escuela inició actividades en lo que era la hacienda de la comunidad San Marcos.

Una investigación realizada por el académico Guillermo Orozco Rodríguez muestra que el entonces director federal de Educación en Zacatecas notificó a las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) que encontraron el inmueble idóneo para esta institución.

“La ex hacienda de San Marcos, en la región de Bimbaletes, zona sureste de la entidad. Respecto a las tierras que tendría para cultivo, cuenta con una zona de protección de 100 hectáreas de terreno de riego, de éstas, 15 son de frutales, y cuenta con agua propia, en dos presas”.

La mayor tiene una cortina no menor a 250 metros de ancho por 70 u 80 de alto y una extensión de varios kilómetros. Año con año llena su capacidad, con ello se logran rendimientos productivos en las tierras de la zona periférica”, expone en un artículo publicado por el sitio web de Torreón, Coahulia, Sin Censura.

Desde entonces, han egresado de esta institución educativa 79 generaciones de profesores.

Centenario de la Muerte de Emiliano Zapata

Hoy 10 de abril de 2019 se cumplen 100 AÑOS DE LA MUERTE DE EMILIANO ZAPATA

Posted by Trópico de Cáncer Noticias on Wednesday, April 10, 2019

Sin obstáculos para trabajar

Esta institución pertenece al ámbito de las que aspira a acceder la gente pobre, consideró Ramón Trujillo Pérez, ex director de la Escuela Normal Rural General Matías Ramos Santos, en una entrevista que concedió a la revista Contralínea.

Desde su origen, las normales han estado destinadas a impartir clases a los estratos de la sociedad mexicana que no tenían acceso a la educación.

Sin embargo, dice que, en la actualidad, se han convertido en “ejemplares raros dentro de un sistema educativo mexicano que gira hacia la privatización de la educación; porque éste es un internado donde se les da alimentación, hospedaje y clases a los muchachos, lo que garantiza su permanencia”.

Ramón Trujillo, quien egresó de esta institución, considera que “aquí egresan jóvenes que no ponen reparo en irse a cualquier lugar: una comunidad lejana con una escuela unitaria o de concentración. Ellos no ponen obstáculos para ir a trabajar, porque las normales rurales son escuelas avocadas a formar al maestro que atiende a los que tienen menos recursos”.

Formación integral de jóvenes

La Escuela Normal Rural General Matías Ramos Santos pertenece a la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México, surgida en 1935, a la que también están adheridas otras 16 escuelas normales rurales del país.

Actualmente, en la escuela de San Marcos se forma en esta profesión docente a 555 jóvenes, en su mayoría (90 por ciento) hijos de campesinos de distintos puntos del territorio zacatecano.

Ello han optado por estudiar en esta escuela gracias a las facilidades que ofrece: alimentación, hospedaje y formación escolar a un muy bajo costo, un gasto que no genera un gran impacto en las mermadas economías de sus familias.

El perfil social que tienen los estudiantes de San Marcos les ha otorgado el mote de sanmarqueños, logrado de este modo a raíz de las manifestaciones programadas y “obligadas-justificadas” que realizan frecuentemente en la zona conurbada Guadalupe-Zacatecas.

Los ideales

En ese internado en casco de hacienda también se cultiva el talento del docente rural y se mantiene viva la ideología del socialismo en la educación, que en su momento se promovió en la reforma educativa durante el gobierno de Lázaro Cárdenas del Río.

Justamente producto de este talento, se pintó el mural Tierra y Libertad, en el que se destaca que siguen vigentes los postulados por los que peleó en la Revolución Mexicana El Caudillo del Sur.

El mural fue elaborado por Luis Eduardo Reyes Valtierra, estudiante de 21 años de edad que cursa el segundo semestre de la Licenciatura en Educación Primaria.

La pintura se plasmó en una superficie de 3 de largo por 4 de año, justo frente al comedor de la zona asistencial del internado normalista, que, desde ya, forma parte de una serie de murales que mantienen viva la ideología del proletariado.

En entrevista telefónica, el estudiante Luis comentó que desde que supo de Emiliano Zapata, siempre le guardó admiración: “Es un personaje que representa la lucha social, una lucha que inició hace más de 100 años y todavía se sigue realizando”.

Sobre su contenido, el joven comentó que en una parte se destaca la riqueza de la tierra y, de fondo, graneros que fueron construidos en las épocas de las haciendas, en el México del siglo 19.

Zacatecas, por ser considerado un estado del centro-norte del país, se identifica con Francisco Villa, el caudillo revolucionario del norte, por lo que es más común ver calles, escuelas, colonias, esculturas e inmuebles con este nombre.

Sin embargo, por ser un estado en el que una parte del Producto Interno Bruto (PIB) se basa en la producción de sus campesinos, los ideales de Emiliano Zapata siguen floreciendo en distintos sectores sociales, tal como lo demuestran el seno en el que nace el mural Tierra y Libertad, en Loreto, Zacatecas.

Carlos Triana / Tropicozacatecas.com

Fotos: SaMaZac

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK:

TRÓPICO DE CÁNCER NOTICIAS

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
  • 336
    Compartido
Anterior Rezan abuelitos de Zóquite para que le vaya bien a AMLO
Siguiente Consume incendio ¡700 hectáreas! de pastizales