San Felipe, joya de agua cristalina de Río Grande


RÍO GRANDE. Río Grande es como el ropero de la abuelita, en su interior resguarda tesoros de incalculable valor.

Los rostros más conocidos que tiene esta municipalidad, misma que se ubica en la norte del estado de Zacatecas, son la copiosa producción friolera de sus campesinos, o bien el tener el caudaloso Río Aguanaval que corre por una línea de sus 1 mil 814 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, al interior del territorio zacatecano pocos saben que existe unlugar paradisiaco que pudiera considerarse una joya de esta municipalidad. Es una zona que se encuentra rumbo al oeste, camino a Sain Alto.

Por su ubicación, en la puerta hacia el semidesierto, nadie imaginaría que en la comunidad San Felipe emerge un ojo de agua cristalina que sirve como lugar de recreación familiar para quienes habitan esta región del Estado.

Atractivo turístico

San Felipe es una comunidad de alrededor de 750 habitantes, su principal actividad económica es similar a la mayoría de las localidades riograndenses, sus ingresos provienen del campo y la ganadería. Se ubica a 13 kilómetros de la cabecera municipal.

Sin embargo, a diferencia de las demás localidades, en San Felipe los habitantes han impulsado un atractivo turístico como medio para generar un ingreso económico a las familias.

Aprovechando el agua que emerge de este lugar, se han construido balnearios y chapoteaderos para que las familias acudan a disfrutar del agua y del entorno ambiental que confluye en la zona.

Generalmente en temporada de primavera y verano este lugar es concurrido por quienes quieren pasar un día agradable, pero particularmente este fin de semana ha sido el mejor de la temporada, pues incluso paisanos que regresan del vecino país del norte disfrutaron del lugar.

El lugar tiene la doble particularidad de que además de tener albercas ofrece la posibilidad a propios y visitantes de bañarse en el caudal de pequeños riachuelos, mismos que conservan la particularidad de tener agua limpia y transparente.

A fin de resguardar la seguridad de los bañistas y previo al inicio de este periodo vacacional, la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos realizó curso de primeros auxilios para los lugareños que administran los balnearios, a fin de que sean los primeros respondientes en caso de una eventualidad.

Si usted aún quiere aprovechar las vacaciones de abril, puede contemplar visitar este lugar, mismo que le garantiza agua cristalina, limpia y estampas de la naturaleza que le despertarán la buena vibra.

José Córdova / Tropicozacatecas.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK:

TRÓPICO DE CÁNCER NOTICIAS

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
  • 2.2K
    Compartido
Anterior Volcadura en carretera deja dos mujeres heridas
Siguiente Proyectan en Jerez construcción de nueva Expo Ganadera