Es de Zacatecas el mejor sommelier de México


VALPARAÍSO. La vida tiene formas muy extrañas de ir marcando el destino de las personas y a veces, en corto tiempo, genera situaciones inimaginables.

Justo ese es el momento que vive un zacatecano que radica en la Ciudad de México, a quien, de profesión Ingeniero en Sistemas Computacionales, un hobby que vivió con apasionamiento lo ha convertido en el mejor sommelier de todo México.

Hace un par de días, Iván Joab Ávalos Hernández, originario de Valparaíso, recibió el diploma por haber logrado el primer lugar en el Concurso Nacional de Sommeliers  Jr, mismo que le fue conferido por la Asociación de Sommeliers Mexicanos A. C.

Sin embargo, dado que este giro económico no va ligado con su actividad laboral, el valparaisense se pronuncia por disfrutar  este logro en su vida y ampliar sus conocimientos como sommelier en los ámbitos nacional e internacional.

“Me gustó el vino”

Iván Joab Ávalos Hernández no identifica en su vida un big bang que haya detonado su inquietud por el mundo del sommelier, aunque sí observa un elemento clave que lo condujo hasta donde hoy se encuentra, mismo que define en cuatro palabras: “me gustó el vino”.

Ese elemento que logró germinar en su paladar le motivó a ser una aficionado a las catas y asistía a cuanta podía. Ahí pudo observaba el cuerpo de los vinos, desarrolló el olfato para distinguir aromas y por medio del gusto logró saber si estaba ante una bebida ácida, amarga, dulce o salada.

De forma simultánea, también compraba vinos embotellados procedentes de diversos viñedos del mundo, “aunque los probaba una y otra vez, sabía que algo más podría descubrir”, comenta en una entrevista telefónica que concedió a Trópico de Cáncer Noticias.

En este proceso también tuvo la oportunidad de realizar un viaje a Europa en donde visitó la región vinícola Alsasia, en Francia; así también estuvo en el vecino país del norte, en donde estuvo en los campos agrícolas de Napa, Sonoma y Paso Robles, ubicados en California.

Cuando ya tenía los conocimientos de un buen aficionado a la cata, Iván Jaob sintió que le faltaba el conocimiento teórico y se inscribió en los diplomados que realiza la Asociación de Sommeliers Mexicanos A. C

No obstante de su actividad laboral, gerente de un Call Center, encontró la oportunidad de estudiar los sábados, en donde aprendió sobre vinos y destilados. Una formación que le llevó 10 meses y terminó en febrero de este año.

 

Un aficionado que concursa

Aunque nunca ha trabajado en el oficio, este ingeniero en Sistemas Computaciones sabe desempeñar las funciones y tiene los conocimientos que son exigidos a un sommelier… por ello decidió participar en el Concurso Nacional de Sommeliers  Jr.

En la competencia se inscribieron 12 sommeliers de que se desempeñan como tal en cadenas internacionales y nacionales de restaurantes y hoteles asentadas en Los Cabos, Veracruz y la Ciudad de México; y también participó un aficionado a este campo.

La primera prueba consistió en un examen teórico de 100 reactivos, en el que se cuestionó a los participantes aspectos legislativos, fechas memorables sobre este giro económico; también se realizó una cata de dos vinos y se les pidió identificar mapas vinícolas.

A la segunda prueba sólo fueron convocados tres, entre ellos el zacatecano. Consistió en recomendar a un comensal una bebida de vino para acompañar un pan, cata de vino, identificar zona vinícola de vinos y servir una botella de magnum en 20 copas.

Por sus respuestas y habilidades demostradas en el tema, el jurado calificador dio a Iván Joab el primer lugar.

 

En manos del vino

El mejor sommelier de México sabe identificar por su sabor o por su aroma un vino de Burdeos, Francia; de Mendoza, Argentina; de California o de Chile… pero también, por su sabor o su aroma, puede identificar un destilado (bebida de agave) del suroeste, sureste o norte de Zacatecas.

Al probar una de estas bebidas se da cuenta si la materia prima con la que fue elbelabor estaba tierna o madura, si estuvo demasiado tiempo expuesta al sol o incluso sobre sus periodos de fermentación.

En compañía de su esposa e hijos, disfruta de este logro nacional… sin embargo, por ahora no tiene nada definido en torno a este giro, espera que sea el vino, nuevamente, quien le trace la ruta de su destino.

José Córdova  / Tropicicozacatecas.com

Fotos: Asociación de Sommeliers Mexicanos A.C.

Romelia Hernández

SÍGUENOS EN FACEBOOK:

TRÓPICO DE CÁNCER NOTICIAS

EL LÍDER EN NOTICIAS DE ZACATECAS

 

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
  • 1.5K
    Compartido
Anterior Manifestación de materialistas deja sin agua a 5 mil personas en Valparaíso
Siguiente Apoyan con cirugías de cataratas a personas de escasos recursos