José Narro traicionó a los ejidatarios


Hay silencios sospechosos que prefiere mantener al margen el senador José Narro Céspedes. Después de haber firmado el acuerdo con los representantes de Newmont-GoldCorp, Gobierno Federal y Gobierno del Estado de Zacatecas, el “asesor” de los ejidatarios de Mazapil no llevó buenas noticias a la asamblea inconforme.

La historia se repite. El pasado 23 de abril, todavía en presencia de Zoé Alejandro Robledo Aburto como pivote de acuerdos de la Subsecretaría de Gobernación, el senador de Morena se comprometió a disolver el bloqueo a los accesos de la mina Peñasquito; esto como condición terminante para comenzar el diálogo y los posibles (aunque no certeros) acuerdos entre las partes.

Cinco días después, el 29 de abril, a través de sus vasos comunicantes en la prensa, Felipe Pinedo Hernández desconoció el pacto que había convenido de palabra su patrón Narro Céspedes. Dijeron entonces que la Asamblea General de los Ejidatarios de Cedros votó en contra de la postura que inicialmente adoptó el tamaulipeco para ir en la ruta de los consensos.

No existió una disonancia de intereses entre el senador-asesor-representante de los ejidatarios, y

su asamblea. Fue una jugarreta: José Narro prefirió mostrar apertura ante sus pares militantes del Gobierno Federal, mientras que su operador político y financiero se ocupaba en organizar la negativa a levantar el bloqueo por falta de propuestas económicas de la empresa minera.

De nueva cuenta el capital transnacional y los ejidatarios de Mazapil ingresan al terreno de las tensiones y los jaloneos. Hay una nueva condicionante en el escenario pues la temporalidad de las mesas de diálogo podrá extenderse hasta los 60 días de trabajo, no más. Si logran encontrar un acuerdo satisfactorio, o si los inconformes deciden instaurar de nueva cuenta el bloqueo, las apuestas dan un pronóstico reservado.

Por ahora, el senador José Narro celebra una primera “victoria” en el terreno de sus intereses. Newmont-GoldCorp ya depositó el pago pendiente a la empresa Construcciones Industriales y Transportistas CAVA S.A. de C.V., por el orden de los 57 millones de pesos por una factura anterior que no quiso liquidar debido a que la empresa sabía que irían directo a las arcas del bloqueo.

Los paristas en Mazapil, por el contrario, no han visto ninguno de los beneficios en entregar su tiempo a un bloqueo que, hoy en día, sólo enriquece los bolsillos de Ascensión Carrillo Vázquez, quien a su vez deberá pagar a Narro Céspedes y a Felipe Pinedo un porcentaje del total de la factura, por concepto de “asesoría”.

Fue así como, con el ánimo y la creencia de haber sido timados por el senador de Morena, la asamblea ejidal votó -casi en contra de su voluntad- por liberar los accesos de Peñasquito. A comparación de la reunión que celebraron el 29 de abril donde decidieron no desistir del bloqueo, esta vez ni Pinedo Hernández ni Narro Céspdes informaron de la votación que se realizó el sábado antes del mediodía.

Ambos “asesores” prefirieron disimular la insatisfacción de los de Mazapil con una conferencia de prensa de espíritu victorioso, el domingo siguiente donde repartieron dinero en efectivo a la fuente periodística aludiendo a una supuesta celebración por el Día Internacional de la Libertad de Expresión.

En los hechos, y según quienes conocieron detalles de la reunión, una parte de los ejidatarios que asistía al bloqueo calificó como una traición la firma de convenios sin que antes Narro, Pinedo y Carrillo consultaran a las bases que utilizan en esta pseudo lucha social. El mismo Chon Carrillo desconoció cualquier posible convenio en Gobernación, antes de recibir los 57 millones de pesos.

Sin embargo, el documento fue rubricado el viernes 14 de junio, a las 08:46 horas, en las instalaciones de la Subsecretaría de Gobernación. Con sus firmas plasmadas en el Acuerdo No. 001-14-06-2019, José Narro Céspedes, Felipe de Jesús Pinedo Hernández, y Jorge Alberto Díaz de Sandi Sánchez sellaron el destino de los ejidatarios frente a las autoridades y la empresa transnacional, forzándolos a concluir el bloqueo sin su consentimiento.

Pese a la indignación de la asamblea ejidal hacia al senador que prometió total respaldo y acompañamiento, la “votación” del sábado 15 no fue más que una simple ficción contra la voluntad de los paristas. Los resultados confirman la burla a la población de Mazapil que creyó en las promesas del especialista en utilizar a grupos vulnerables para el lucro propio.

José Narro Céspedes y Felipe Pinedo Hernández ahora llevan a los ejidatarios a un espacio de negociación donde no hay concesiones. Los 19 puntos del acuerdo que presume el senador ante los medios de comunicación -con el objeto de acaparar las percepciones- no son más que la afirmativa de “revisar” la veracidad y viabilidad de las demandas de la asamblea ejidal.

Ninguno de los 19 elementos del acuerdo obliga como tal a la empresa a resarcir, pagar, reinstalar, retirar demandas, elaborar un plan maestro de desarrollo local, etcétera. Newmont-GoldCorp únicamente asistirá a la “revisión” de las 19 demandas, y podrá presentar las pruebas y los argumentos que crea convenientes para validar o no la lista de peticiones.

Una vez más, Narro traicionó a Mazapil. Como asesor, el senador de Morena no tenía la representación jurídica de la asamblea ejidal para firmar un instrumento que, por sí mismo, no tiene validez ante la población que mantuvo el bloqueo durante 70 días. La rúbrica faltante del Comisario Ejidal, Rigoberto López Martínez, abre la posibilidad que la asamblea desconozca a Narro Céspedes, a partir de ya, como “mediador” del conflicto.

#Casualidades: Y regresa Víctor Manuel Rentería López a las oficinas de la Secretaría de Administración, que abandonó en junio del 2013 para encabezar la dirección del ISSSTEZAC en suplencia de Artemio Ultreras Cabral, a la sazón excandidato del PRI a la presidencia de Jerez.

El funcionario que hasta el día de ayer encabezó la Jefatura de la Oficina del Gobernador, entiende y conoce los menesteres y la estructura interna de la oficina de Administración que abandona Jorge Escobedo Armengol. Un elemento que jugará a su favor en la transición.

Aunque no es ninguna novedad la responsabilidad que asume Rentería López en el gobierno de Alejandro Tello Cristerna. Tesorero y administrador en la candidatura a senador del mismo Tello en al año 2012, Víctor dispone de plena confianza por parte del mandatario y deberá responder con el blindaje de la administración y un trato más eficiente con los proveedores que Armengol descuidó.

No es el única área donde las quejas de los proveedores llegan a oídos del gobernador. Hay otras oficinas donde la negativa de pagos por parte de los titulares -debido a que ahora no quieren asumir la responsabilidad del puesto que se les concedió-, inunda a la oficina del gobernador de problemas que no resuelven quienes reciben sus órdenes.

Fortalece los enroques el arribo de Arminda “Mindy” Díaz Moreno al espacio que deja libre Rentería López. Como titular de la Oficina del Gobernador, Díaz Moreno refrenda la cercanía y el respaldo diario al proyecto de Tello Cristerna, pues conoce muy bien su forma de trabajar y en todo momento le sigue los pasos al mandatario.

Todo apunta a que el gobernador se sintió cómodo y seguro a la hora decidir ambos movimientos.

Twitter: @GabrielConV

Facebook.com/AgendaPolZac

Gabriel Contreras Velázquez*

*Analista político

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
  • 43
    Compartido
Anterior Van 54 candidatas por corona de la Fenaza
Siguiente Comienza remodelación del Mercado Arroyo de la Plata.