“En Guadalupe se acabó la corrupción”: Julio César Chávez


GUADALUPE. Desde el inicio de su mandato, Julio César Chávez Padilla se comprometió a erradicar la corrupción en Guadalupe.

A un año de haber asumido esta encomienda, una de las primeras acciones fue revisar todos los contratos de la pasada administración, y se encontró uno que representaba casi la tercera parte de la deuda de Guadalupe.

Por ello, asentó Julio César Chávez en su mensaje con motivo del Primer Informe de Gobierno, con el apoyo de los integrantes del cabildo, se logró rescindir el contrato de las luminarias, que representaba 354 millones de pesos por 10 años, con lámparas que no funcionaban y que se pretendía cargar al bolsillo de los guadalupenses.

“Entiéndanlo bien y de una vez por todas: la corrupción, el influyentismo, la impunidad y la manipulación se acabaron en Guadalupe. Este pueblo no los quiere, este pueblo anhela justicia y no vamos a descansar hasta conseguirla”, expresó Julio César Chávez en el Jardín Juárez.

Ante miles de guadalupenses, representantes de distintos sectores de la sociedad, alcaldes, empresarios y legisladores, el presidente municipal asentí que el más reto más fuerte al inicio de su administración fue hacer frente a la deuda heredada por más de 852 millones de pesos.

Saludo con respeto a todos los guadalupenses desde el Jardín Juárez en nuestro mensaje con motivo del #PrimerInformeGuadalupeZac.#ConHonestidadYaccionesFirmes #HagamosHistoria

Posted by Julio César Chávez Padilla on Sunday, September 15, 2019

Pero, después de un año de gestión, en Guadalupe no sólo no se ha incrementado esta deuda, sino que se redujo en 20 millones de pesos sin sacrificar inversión en obra pública ni en desarrollo social, pilares fundamentales del alcalde Julio César Chávez Padilla.

Acompañado en el presídium por David Monreal Ávila, coordinador nacional de Ganadería; por Jehú Eduí Salas Dávila, secretario general de Gobierno, representante del mandatario Alejandro Tello Cristerna, Chávez Padilla tomó el micrófono y empezó caminar entre los presentes.

“Qué bueno fuera que en cada inicio de administración hubiera borrón y cuenta nueva, pero la realidad administrativa se arrastra y no se borra, por lo que hoy cargamos la dura responsabilidad de rescatar, reconstruir, recuperar lo que no se había hecho, lo que estaba en el olvido, lo que se había dejado de hacer o, peor aún, se había destruido”.

“Pero eso no nos ha detenido para dar resultados”, continuó, “porque contamos con el respaldo social necesario para hacer frente a ésta y otras vicisitudes”.

Julio César Chávez informó que se redujo el gasto en combustible de 15 millones de pesos de anteriores administraciones a sólo 1.5 millones de pesos, incluso con mayor parque vehicular.

Además, ya no se paga la línea de teléfono celular a los servidores públicos, “ya no se van a comer a restaurantes lujosos a costa del pueblo, ya no se pagan viajes ni viáticos ni mucho menos hoteles a familiares y amigos del presidente o de los directores… Si le tienen amor al pueblo, que lo paguen ellos y le inviertan de su sueldo”.

De acuerdo con el alcalde, “éstos son los nuevos principios en el Municipio de Guadalupe, lo que nos ha permitido dar buenos resultados”.

“Muchos gobiernos locales buscan en los gobiernos del extranjero cómo eficientar los recursos. Hoy, Guadalupe es ejemplo en el estado, en el país e internacionalmente de una sana administración, por el manejo transparente y honesto de los recursos”, expresó.

Hoy, como nunca en la historia de Guadalupe, añadió Julio César Chávez, se tiene una inversión histórica de 206 millones de pesos en más de 456 acciones, gracias al Gobierno de México, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, ante quien, aprovechando el potencial que tiene el municipio, se hicieron las gestiones para lograr infraestructura urbana, social, deportiva y para cubrir necesidades básicas.

Luego de proyectarse un video que resumió las acciones en rubros como educación, alimentación, asistencia social, juventud, adultos mayores y atención a grupos vulnerables, dijo que estas obras, como la primera ciclovía en el estado, la primera cancha de tiro con arco de la entidad y de las cinco mejores del país, entre muchas otras, “están pensadas para la próxima generación y no para la próxima elección”, acotó.

Caminando entre el público y ante su esposa Susy Solís, Julio César Chávez informó que Guadalupe tiene el primer Centro de Atención a Mujeres Víctimas de la Violencia en el estado, la única Subsecretaria de Prevención del Delito.

Al encontrarse con un grupo de campesinos apoyados con tecnificación, el alcalde subrayó: “Los sombreros se respetan, como símbolo de los personajes que nos dan de comer a todos los ciudadanos, como los que trabajan la tierra sin distingo a favor de todos nosotros. Los veo con mucho orgullo y con mucho respeto, por eso se creó la primera Dirección de Desarrollo Rural en la historia de Guadalupe”.

“Porque el sombrero se respeta, se porta con orgullo y, además, se reconoce que es lo más importante en el municipio, se atendió a más de 100 productores guadalupenses con la tecnificación del riego, con un resultado importante, ya que se redujo en 50 por ciento el consumo de energía eléctrica y de agua, y que se vio reflejado hasta en 300 por ciento de mayor producción”, adujo.

Gracias a la confianza de la iniciativa privada, mediante el Sistema de Apertura Rápida de Empresas comenzaron operaciones 365 nuevas empresas, con una inversión de 406 millones de pesos y una nueva oferta laboral para los guadalupenses, con más de 2 mil 600 vacantes. Gracias a ello, afirmó, en Guadalupe hay mejores empleos, mayor estabilidad económica y de seguridad social,

Julio César Chávez recalcó que, en materia de seguridad, se incrementaron las percepciones salariales de los agentes, se logró su seguro de vida y se tienen los policías mejor pagados del estado, además de que la corporación es la única con el 100 por ciento de su personal operativo con los exámenes de control y confianza aprobados. “Ahora tenemos una Policía 100 por ciento confiable”, aseveró.

En un discurso desinhibido, Chávez Padilla reiteró que, al tomar la posesión del cargo, “me comprometí a cero tolerancia a la corrupción, y gracias a que enfrentó legalmente a la empresa proveedora de las luminarias para rescindir el contrato, ya se envió una propuesta a la Legislatura que ayudará a reducir significativamente la deuda del Municipio con mejores lámparas y mayor ahorro de energía eléctrica.

Y así como se echó abajo ese contrato, Julio César Chávez dijo que pondrá a consulta pública dos temas: uno relacionado con el medio ambiente y uno más que tiene que ver con proseguir con las denuncias de corrupción para que se regrese el dinero, se resarza el daño y se emplee en obras de beneficio social.

“Me comprometí a erradicar la corrupción, a que llegara un cambio verdadero, ustedes exigen un cambio verdadero y no una simple alternancia partidista, por ello se interpusieron las denuncias en las distintas instancias, mismas que desataron la furia de quienes se sentían intocables, de quienes pensaron que la justicia nunca les llegaría”, expresó Julio César Chávez.

“(Ellos) demuestran una resistencia al cambio”, añadió, “cerrazón de un sistema putrefacto acostumbrado a enriquecerse. Pero aquí eso ya no sucederá más, aquí trabajamos por construir ciudadanía, aquí se piensa en la próxima generación y no en la próxima elección”.

“El cambio verdadero ya comenzó, las imposiciones y la época de no diálogo están borradas, ya no habrá imposiciones en Guadalupe. El diálogo, el debate fundado, la disertación y el consenso siempre que sean a favor del pueblo”.

“Entiéndanlo bien y de una vez por todas: la corrupción, el influyentismo, la impunidad y la manipulación se acabaron en Guadalupe, este pueblo no los quieres, este pueblo anhela justicia y no vamos a descansar hasta conseguirla”.

Julio César Chávez subrayó: “Lo dije en mi toma de protesta y lo sostengo, porque éste es un legado moral que dejaremos a nuestros niños, como orgulloso hijo de campesino y de una maestra que hoy me acompaña: mi compromiso es encabezar un gobierno transparente, apegado a los principios de justicia social, legalidad, austeridad y disciplina financiera, gobernar para los guadalupenses sin importan credos, pertenencias, preferencias o colores partidistas”.

“Aquí nadie se raja, todo aquel que tiene corazón, pensamiento libre y razón de superación está llamado a nuestra lucha, la de un gobierno con rostro humano y cercano a la gente, que con honestidad y acciones firmes incluye a todos para que juntos hagamos historia”, remató.

Erik Flores / Tropicozacatecas.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK:

TRÓPICO DE CÁNCER NOTICIAS

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
  • 3
    Compartido
Anterior Cedros ha recibido más de mil millones de pesos de Peñasquito
Siguiente Realizan desfile cívico-militar en Fresnillo