Alumnos del Cobaez amenizaron en la Cava Domecq de la Fenaza


A simple vista parecen jóvenes comunes, un tanto serios, algunos indiferentes y otros expectantes, se muestran amables. Preparan sus instrumentos, hacen pruebas de sonido y se coordinan entre ellos. La sonrisa de todos aparece con la primera nota musical que ejecutan. El escenario los transforma.
 
Este ambiente prevaleció en las presentaciones artísticas que tuvieron alumnos del Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas (Cobaez) en el foro de la Cava Domecq, en el marco de la Feria Nacional de Zacatecas (Fenaza) 2019 durante el fin de semana patrio.
 
Los primeros en subir al escenario fueron siete chichos y una chica integrantes del Mariachi Real del Mezquital, agrupación que nació en 2014, producto de la inquietud del profesor Antonio Torres, quien observó que muchos estudiantes que llegaban a las aulas del Colegio tenían cuna de músicos.
 
Una vez agrupados, adoptaron el nombre Mariachi Real del Mezquital, debido al antiguo nombre del municipio de Miguel Auza, que era llamado San Miguel del Mezquital, debido a la abundancia de mezquites en ese territorio.
 
Hoy estos jóvenes enaltecen sus raíces, su cultura y a su plantel a través de la ejecución de la música mexicana por excelencia: el mariachi.
 
Otra de las agrupaciones fue la integrada por 17 jóvenes, de entre 15 y 18 años, de comunidades cercanas a Apulco, como Huejotitlán, Ahuetita, La Chabeña, Arroyo Hondo y Rancho Apulco, liderados por el profesor Gerardo Gómez Pacheco, quien funge como vocalista de la banda.
 
Hace ya varias generaciones que en el Cobaez Plantel Apulco se conformó esta agrupación especializada en interpretar música de banda estilo sinaloense. Muchos de sus integrantes provienen de familias que están inmersas en el ámbito de la música y otros que han manifestado su inquietud por aprender a tocar los instrumentos propios de este género regional mexicano. La banda de Apulco dejó la Cava Domecq con una oferta de trabajo.
 
El Colegio de Bachilleres les ha brindado la oportunidad de mostrar las distintas manifestaciones culturales y apoyo para integrar todo tipo de perfiles artísticos que les permitan encontrar una alternativa de vida.
 
Así, la juventud zacatecana se abre espacio en el ámbito académico, pero también busca dejar huella en el quehacer artístico, particularmente, el de la música regional mexicana.
 
En la Cava Domecq también estuvo el cuarteto llamado Innovación Sierreña, de Apozol, comenzó a tocar y su interacción con el público dibujó su carismática personalidad; la gente que llegaba al lugar se quedaba al escucharlos y sentir el ambiente que propiciaron. Eran talento, frescura y alegría pura en el escenario. 
 
El sierreño es otro género regional mexicano que ha tomado auge entre la juventud mexicana, se distingue del norteño por estar constituido principalmente por guitarras. En sus inicios fue conocido como campirano y se cree tuvo su origen en el noroeste de México (Sinaloa, Sonora, Chihuahua, etcétera).
 
Esta presentación de jóvenes del Colegio fue la que más participación del público registró; al final, los estudiantes se fueron con un contrato para un nueva presentación.
 
Los próximos 20  y 21 de septiembre arribarán al escenario de la Cava Domecq los planteles de Sombrerete y Luis Moya con otra agrupación de sierreño y un grupo de danza respectivamente, ambos a partir de las 4 de la tarde.

Redacción / Tropicozacatecas.com

SÍGUENOS EN FACEBOOK:

TRÓPICO DE CÁNCER NOTICIAS

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
  • 2
    Compartido
Anterior Reconstruyen carreteras, caminos rurales y vialidades
Siguiente La SSP se capacita para brindar atención integral: Ismael Camberos