Axis Mundi-Trump: el Gran Traidor


Se supone que los aliados se ayudan entre sí, lo cual no es un concepto difícil de entender, ya sea a nivel personal o en el gran escenario de la geopolítica. Por ejemplo, durante la última auténtica cruzada del mundo occidental, contra las potencias del Eje Roma–Tokio–Berlín durante la Segunda Guerra Mundial, EUA, la Unión Soviética, Francia y Gran Bretaña combatieron unidos bajo la referida denominación. Aunque es verdad que, a partir de 1945, el término «aliados» se ha empleado, asimismo, para justificar invasiones a países soberanos con el fin de apropiarse de sus recursos naturales, como en la agresión multinacional a Irak de 2003, que se ha constituido en el «punto de no retorno» de la terrible catástrofe humanitaria que se está viviendo en toda esa zona, donde la guerra de exterminio en Siria y la aparición del Estado Islámico (ISIS) —en realidad un siniestro culto a la muerte—,[i] sólo representan un par de botones de muestra.

A este respecto, en el combate de las tropas de la coalición internacional —liderada por EUA— contra el Estado Islámico, los kurdos[ii] liberaron decenas de miles de kilómetros cuadrados, así como a millones de personas de las garras de ese grupo terrorista. El general retirado Joseph Votel, quien dirigió el Comando Central de Estados Unidos durante la campaña contra ISIS, señaló que los kurdos pagaron un alto precio por ayudar a Occidente: unas 11,000 bajas. Para Votel, «los kurdos han sido aliados excepcionales y sin ellos no habríamos tenido éxito contra ISIS en Siria».[iii]

Y, tras el sacrificio de tantas mujeres y hombres kurdos, ¿cuál es ahora su recompensa? Que la Bestia Trump, un hombre completamente inmoral, sin ningún concepto de lo que significa la palabra «lealtad», ha arrojado a los kurdos, literalmente, a los lobos turcos, sus enemigos jurados. En una más de sus polémicas llamadas telefónicas con un líder extranjero, el Gran Cheeto le dijo al presidente turco, Recep Erdoğan, que EUA iba a retirar sus tropas del noreste de Siria, despejando el camino para una invasión turca que amenaza con exterminar a los kurdos. Hasta el momento, más de 100,000 personas han tenido que huir de los bombardeos turcos en la zona de combate.[iv]

Los sacrificios que hicimos para derrotar al Estado Islámico no fueron sólo un servicio a nuestro pueblo, sino también a Estados Unidos, Europa y toda la comunidad internacional, que se enfrentó a una amenaza real y presente del terrorismo —escribió Ilham Ahmed, copresidente del órgano de gobierno del Consejo Democrático Sirio de los kurdos, en el Washington Post—. Esperábamos que nuestro sacrificio y compromiso fueran recompensados de la misma forma. En cambio, ahora hemos sido traicionados.[v]

 

Es obvio que los aliados no le hacen esto a los suyos. Es tan abominable lo que acaba de hacer Trump que hasta sus asociados republicanos están condenando dicha acción, como es el caso de la senadora de Carolina del Sur, Lindsey Graham: «Oremos por nuestros aliados kurdos que han sido descaradamente abandonados por la Administración Trump. Este movimiento asegura el resurgimiento de ISIS». Incluso los lame–traseros de Fox News (que tanto daño causaron al fomentar el clima de odio y xenofobia que permitió la elección del Gran Cheeto) ahora abjuran de la Bestia Trump por haber traicionado a un pueblo que siempre ha apoyado las acciones militares de EUA, no importa lo que el imbécil de la Casa Blanca esté vociferando en los medios.[vi]

Esta puñalada en la espalda a un noble aliado debe ser examinada en un contexto más amplio, sobre todo por nosotros los mexicanos, en virtud de la relación casi simbiótica que tenemos con EUA, sin contar la abyecta sumisión del presidente López Obrador a los dictados de Trump y los legisladores yanquis —como lo acaba de hacer público Raymundo Riva Palacio en su columna de El Financiero—,[vii] lo cual es algo que nos puede costar muy caro en el futuro cercano.

Al no apoyar hombro con hombro a un aliado de mucho tiempo, Trump le está diciendo al mundo que la palabra de Estados Unidos no vale nada, y que no se puede confiar en ellos, lo cual es algo que los mexicanos sabemos muy bien. Nuestro presidente debería preguntarse «¿Quién quiere tratar con alguien cuya palabra no es buena y en quien no se puede confiar?».

Lamentablemente, la esquizofrenia del Gran Cheeto ha terminado por convertir al mundo en un lugar menos seguro. De acuerdo con Brett McGurk, ex–enviado de Trump para la Coalición Global contra ISIS, «El valor de un apretón de manos estadounidense se está depreciando. Trump (a principios de esta semana) dijo que podíamos ‘aplastar a ISIS de nuevo’ si se regeneraba. ¿Con quién? ¿Qué aliados participarían? ¿Quién lucharía por sus convicciones?».[viii]

Al demostrar que no es un aliado leal, ¿por qué debería Corea del Sur confiar en Trump, o creer cualquier cosa que tenga que decir sobre cómo defenderse del dictador Kim Jong–un, de Corea del Norte, quien, según cálculos de la inteligencia estadounidense, sigue fabricando armas nucleares y probando misiles? Si Trump es capaz de vender a un aliado tan comprobado como los kurdos, ¿por qué no iba a ofrecer a los surcoreanos al mejor postor? En este sentido, ¿por qué las antiguas repúblicas soviéticas de Estonia, Letonia y Lituania —ahora miembros de la OTAN— deben creer que Estados Unidos cumplirá su palabra de ayudar a mantenerlas lejos de las garras de Vladimir Putin?

Todo lo anterior también debe ser examinado a través del prisma de los crecientes problemas del Gran Cheeto en su propio país. La Bestia Trump, que una vez desafió a los demócratas de la Cámara de Representantes a impugnarlo, ahora percibe que es probable que ello suceda. Por supuesto, a menos que veinte senadores republicanos desarrollen, de pronto, una crisis de conciencia y se den cuenta de que el país debe estar antes que el partido, el Gran Cheeto será absuelto. Pero al igual que los otros dos presidentes que han sido impugnados, Andrew Johnson y Bill Clinton, Trump se verá manchado para siempre por la humillación que se avecina.

Su debilidad doméstica es peligrosa para todos, ya que puede volverlo más desesperado por demostrar a su base que es capaz de cumplir con objetivos clave. Por ejemplo, retomando el caso de Corea del Norte, nadie sabe lo que Kim está pensando, pero el tirano puede decidir que el juicio político hará que Trump esté ansioso por lograr un acuerdo, aunque, por otra parte, el líder norcoreano podría pensar que es mejor seguir construyendo su programa nuclear, mientras el presidente de EUA está distraído.

En cuanto a México, a menos que AMLO terminé por claudicar ante el Gran Cheeto, es obvio que nunca pagaremos por el tan cacaraqueado muro (Trump lo está financiando al desviar miles de millones del gasto militar del Pentágono). Y en el conflicto con China, el presidente de ese país, Xi Jinping, se ha burlado de la afirmación de Trump de que «las guerras comerciales son fáciles de ganar». Sólo hay que preguntarle a los agricultores estadounidenses y a su sector manufacturero, que acaba de revelar sus peores datos desde la devastadora recesión de 2007–2009.[ix]

La Bestia Trump ha demostrado que es capaz de vender a cualquiera, por lo que nuestro presidente y su administración deberían atreverse a poner límites y dejar de confiar en la palabra de un Judas de pacotilla, porque, más tarde, nadie sabe a qué renunciará y a quién ofrecerá al mejor postor.

Notas de referencia:

[i]https://www.researchgate.net/publication/313536876_Does_ISIS_satisfy_the_criteria_of_an_apocalyptic_Islamic_cult_An_evidence-based_historical_qualitative_meta-analysis

[ii] https://es.wikipedia.org/wiki/Pueblo_kurdo

[iii] https://www.militarytimes.com/opinion/editorials/2019/10/08/the-commander-who-oversaw-isis-defeat-is-disappointed-by-syria-withdrawal/

[iv] https://www.bbc.com/news/world-middle-east-50020829

[v] https://www.washingtonpost.com/opinions/2019/10/09/we-fought-isis-side-by-side-with-americans-now-theyre-leaving-us-our-fate/

[vi] https://www.theguardian.com/us-news/live/2019/oct/09/trump-news-today-live-nancy-pelosi-white-house-letter-latest

[vii] https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/raymundo-riva-palacio/el-oscuro-anexo-23

[viii] https://www.vice.com/en_us/article/j5yajg/trumps-betrayal-of-the-kurds-is-as-incoherent-as-it-is-dangerous

[ix] https://www.instituteforsupplymanagement.org/ismreport/mfgrob.cfm?SSO=1

Carlos Hinojosa*

*Escritor y docente zacatecano

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
Anterior Clausuran el Seminario de Turismo Cultural
Siguiente Detiene PEP a presuntos rateros