Postcréditos: Notas sobre el Festival


Cuando entras al sitio web del Festival Internacional de Cine de Morelia, en la parte superior de la página hay un botón que cambia el contenido del sitio al idioma inglés, pero resulta interesante destacar que el festival se sigue llamando igual, con su nombre en español.

La semana pasada se llevó a cabo el Zacatecas International Film Festival. Ése que anunciaron hace casi 6 meses y del cual no se le dio seguimiento mediático hasta unos días antes de que comenzara. La presencia en redes sociales era dudosa; existía una página en Facebook que, al momento de comenzar el festival, quedó relegada por otra que, aparentemente, resultó ser la oficial. Lo mismo en Twitter. Y sobre el sitio web… mejor ni hablamos.

Pero bueno, por fin se nos hizo: ahora tenemos un festival de cine. Otra vez. Todavía estaba en la prepa, pero recuerdo que en los años de Amalia se llevó a cabo un proyecto similar, denominado Festival de Cine Fronteras Migrantes. Incluso en ése entonces me pareció arriesgada la apuesta por un festival con temática especializada, pues no creía que nuestra ciudad tuviera la audiencia necesaria para sostener una programación de películas con un enfoque tan cerrado. Ya sea que tuve razón o en la alternancia de gobierno cambiaron las agendas culturales, ése festival no llegó a su cuarta edición.

Por lo pronto, acaba de concluir el Zacatecas International Film Festival. A continuación, mencionaré algunas observaciones que tengo sobre este proyecto, el cual sinceramente espero que crezca, mejore, evolucione y aprenda de sus errores.

– Las conferencias que se llevaron a cabo en el Ex Templo de San Agustín y en la bóveda de la Ciudadela del Arte fueron sumamente interesantes… para los que estamos interesados en hacer cine. Entiendo que la mayoría de las personas que íbamos a asistir a las actividades de este tipo de eventos, tenemos una clara inclinación profesional y se agradece profundamente que hayan traído a personas con experiencia, conocimiento y disposición de dar a conocer los pormenores del quehacer cinematográfico. Pero, ¿a poco no hubiera estado genial que hubieron traído a críticos de cine para hablar de temas enfocados más del lado de los espectadores? Apelar a las y los cinéfilos zacatecanos, e incluso a la audiencia general que no está todavía tan interesada en consumir otro tipo de cine que no sea Hollywood. Ésa es la oportunidad que generan los festivales de cine: acercar a la gente al séptimo arte.

– Sobre la afluencia en las funciones que se llevaron a cabo en Cinemex, hay que decir algo que es doloroso, pero es la verdad: el que poca gente vaya a ver las películas que se exhiben en el marco de un festival ES UNA CONSTANTE DE CUALQUIER FESTIVAL DE CINE EN EL MUNDO. Llámese Morelia. Llámese Sundance. Llámese Cannes. Sobre esto, se le puede eximir la culpa a los organizadores, en la medida en que también se haya hecho una adecuada campaña de publicidad. Hay que ser honestos, ése no fue el caso en este festival, pero por ser la primera edición, ojalá quede claro que toda película (toda actividad, realmente) debe ser anunciada con tiempo y con su respectiva descripción, para que la gente pueda sentirse atraída.

– Las películas que se exhibieron al aire libre fueron Solteras (2019), La Boda de Valentina (2018), Guadalupe Reyes (2019) y Perfectos Desconocidos (2018).

Cada una de estas películas tuvo la oportunidad de ser exhibida, con múltiples horarios, en las salas multiplex que tenemos: Cinépolis y Cinemex. ¿Por qué consideraron necesario que estas películas (a las cuáles les fue bien relativamente bien en taquilla, por cierto) fueran exhibidas en un foro público, libre y sin costo? Si, insisto, el propósito de estos festivales es acercar a la gente al cine, ¿por qué no mostrar películas que amplíen la concepción que tiene la gente sobre el cine? Si la idea de este festival en particular era enaltecer la imagen de nuestro estado, por su oferta turística y cultural, ¿por qué no mostrar las películas que se han realizado en nuestra ciudad? Si iban a hacer de Antonio Aguilar una figura central dentro del marco de este festival, ¿a poco no hubiera estado genial ver El Rey de Oros (1984) en el mismo lugar donde se lleva a cabo el clímax de dicha película?

– ¿Qué pasó con la Cineteca? Durante la semana que duró el festival estuvieron exhibiendo un ciclo de cine iraní, lo cual me pareció pertinente dada la delicada situación que se está dando entre ése país y los siempre aguerridos gringos. Sobres. ¿Por qué no apareció la cartelera de la Cineteca en el programa del Festival? Y viceversa.

– Sobre la “alfombra roja”… realmente no hay nada qué agregar. En un primer momento me pareció absurda y obscena; después de todo, los conceptos de “glamour” y “farándula” no suelen estar tan presentes en la industria fílmica nacional. No somos Hollywood. Al principio la consideré como la prueba definitiva de que la intención de todo este proyecto era crear un solo evento grande y vistoso que lograra dejar una impresión lo suficientemente positiva al público promedio. Y tal vez esa fue la intención, pero no nos hagamos pendejos, para mucha gente ESO ES EL CINE. Luces y sombras. Pan y circo.

En resumen, no estuvo mal. Tiene muchas, muchísimas áreas de oportunidad para mejorar en su siguiente edición, pero estoy dispuesto a ignorar todos los detalles que se pudieron corregir con tal de que, en efecto, exista una siguiente edición.

Hasta el próximo año, Zacatecas International Film Festival. Ojalá en el 2021 vengan gringos y la decisión de poner el nombre en inglés por fin haya valido la pena.

 

Escrito por Heikan

 

Conoce más sobre el autor y Combo 4 en sus redes sociales:

Twitter: @Heikan

Instagram: @Heikandezac

Facebook: Combo 4

VimeoHeikan

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
  • 9
    Compartido
Anterior Trabajan en la capital para rescatar los espacios públicos
Siguiente Guadalupe prepara boda colectiva para el 14 de febrero