Axis Mundi: Zacatecas y la tragedia de Marisela Escobedo


El pasado 14 de octubre se estrenó Las tres muertes de Marisela Escobedo, un nuevo documental de Netflix sobre la injusticia e impunidad que están convirtiendo a nuestro país en un infierno en la Tierra. Lo más terrible es que los hechos presentados en el citado filme continúan pasando a razón de 10 feminicidios por día,[i] lo que sólo hace más grotesco lo que presenciamos en pantalla, máxime si le agregamos el infame papel que desempañaron algunas autoridades zacatecanas en la tragedia de la activista chihuahuense. Por fortuna, de acuerdo con varios artículos de la prensa internacional, aunque se toca una grave problemática mexicana, dichos acontecimientos se han percibido como universales.[ii]

Como bien recordarán nuestros lectores, el activismo social de Marisela Escobedo Ortiz comenzó en 2008, en Ciudad Juárez, tras el asesinato de su hija de 16 años, Ruby Frayre. Marisela Escobedo y su marido afirmaron que su hija fue asesinada por su pareja, Sergio Rafael Barraza Bocanegra, a quien consiguieron localizar en Fresnillo, donde fue detenido y llevado a Juárez. Durante el juicio que se le siguió, Barraza confesó el crimen y contó cómo se deshizo de los restos de Ruby. Sin embargo, el asesino fue absuelto por los jueces, supuestamente por falta de pruebas, generando así un escándalo que se dio a conocer a nivel nacional e internacional.[iii]

En respuesta ante la aberración legal, Marisela Escobedo inició una serie de protestas contra las autoridades del estado de Chihuahua, solicitando que Barraza fuera arrestado y juzgado de nuevo. Tiempo después, un tribunal anuló la absolución de Barraza, quien fue sentenciado por asesinato mientras seguía siendo un fugitivo de la justicia.

Tras numerosas gestiones ante los gobernadores José Reyes Baeza Terrazas y César Duarte Jáquez, Marisela y sus familiares trasladaron su protesta a la Plaza Hidalgo de la ciudad de Chihuahua, frente al Palacio de Gobierno, donde, el 16 de diciembre de 2010, Marisela fue asesinada por un «desconocido» de un disparo en la cabeza. Siempre se ha sospechado que Barraza, quien para entonces ya pertenecía a un poderoso cártel de la droga, fue quien ordenó el asesinato de Escobedo; sin embargo, el prófugo fue abatido durante un enfrentamiento con el ejército mexicano en territorio de Zacatecas, en 2012.

En virtud de lo anterior, el tema principal del filme que nos ocupa es que, claramente, no hay justicia en México, especialmente para las mujeres. De acuerdo con el director, Carlos Pérez Osorio (quien ha trabajado con Netflix en un proyecto totalmente diferente, como director y productor de la primera temporada de la serie Crónicas del Taco), el verdadero crimen es el feminicidio que se ve agravado por el abuso de poder, el cual aumenta el nivel de injusticia. Una mujer puede ser asesinada y un hombre admitir que él lo hizo, y aun así salir libre. Peor aún, ninguna institución hace mucho por aplicar a algún tipo de justicia, y eso ha convertido a México y nuestro estado en el reino de la impunidad.[iv]

Una de las ventajas de que una plataforma global, como Netflix, haya realizado este proyecto, es que miles de personas de otros países comienzan a darse cuenta del atroz escenario que padecemos a diario en México. De hecho, el caso de Marisela Escobedo les ha resultado tan doloroso e impactante que, de acuerdo con los comentarios de varios comentaristas en la red, muchos espectadores hubieran preferido que se optara por el formato de una serie, para comprender mejor el entorno de Estado fallido en el que nos encontramos:

«Mientras esto sucede en México y reconozco absolutamente los grotescos niveles de injusticia allí, sé que esto ocurre en todo el mundo. Algunos países son peores que otros cuando se trata de castigar el feminicidio [asesinatos de mujeres o niñas] pero todos los países sufren demasiados casos de mujeres asesinadas sin que nadie sea castigado por ello. Con este documental de Netflix sobre un crimen verdadero, creo que el formato de la serie habría sido mejor. Muchos hechos y detalles sólo se mencionan brevemente. Y aunque felicito a Carlos Pérez Osorio por asegurar que esta historia salga a la luz, necesitaba aún más para que fuera realmente completa. Sin embargo, es extremadamente atractiva y totalmente inolvidable».[v]

Para muchos de nosotros, resulta más que impresionante y digna de admiración la valentía que siempre mostraron las acciones de Marisela Escobedo, junto con el resto de sus amigos y familiares, quienes, como en el caso de uno de sus hijos —que terminó por solicitar asilo como refugiado en EUA—, continúan trabajando incansablemente por la justicia. Lo triste es que no sabemos cuánto tiempo y cuántas vidas más se perderán antes de que nuestras autoridades —de cualquier signo político— dejen de fingir que hacen algo y garanticen el más básico de nuestros derechos humanos: el derecho a la vida.

Lamentablemente, como lo acabamos de presenciar en nuestro estado durante la semana que termina,[vi] la realidad no ofrece muchas esperanzas para erradicar el feminicidio de nuestras tierras. Por lo tanto, estamos agradecidos de que Netflix haya lanzado este documental en todo el mundo, es una historia demasiado importante que debe ser ampliamente conocida.

Las Tres Muertes de Marisela Escobedo está disponible en Netflix desde el 14 de octubre de 2020.

 

Notas de referencia:

[i] https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/al-dia-312-mujeres-son-victimas-de-un-delito-en-mexico-10-son-asesinadas

[ii] https://readysteadycut.com/2020/10/14/the-three-deaths-of-marisela-escobedo-netflix-review/

[iii] https://archivo.eluniversal.com.mx/notas/731179.html

[iv] https://www.eluniversal.com.mx/opinion/alejandro-hope/que-pasa-en-zacatecas

[v] https://www.heavenofhorror.com/reviews/the-three-deaths-of-marisela-escobedo-netflix/

[vi] http://ntrzacatecas.com/2020/10/14/identifican-cuerpo-de-joven-asesinada/

 

Carlos Hinojosa*

*Escritor y docente zacatecano

Puedes compartir esta noticia en tus redes sociales.
  • 101
    Compartido
Anterior Rescatan en Noria de Ángeles a un niño y su madre, víctimas de secuestro virtual
Siguiente Definitivo: No habrá Feria de Guadalupe 2020